La literatura no es igual con el estómago vacío que con el estómago lleno, las letras no se dibujan igual en estas manos suaves que en los dedos encallados. Roberto Arlt lo sabía, y sin embargo esta Buenos Aires es totalmente distinta a la que él vivió.

lunes, octubre 29, 2012

Anticapitalista



Si la vida fuera más que esto, el esmalte de colores, los ojos siempre negros. Si no tuviéramos que renovar la tarjeta del crédito del amor y pudiéramos asumir las propias culpas como la paja en el ojo ajeno. Si Dios no fuera el cuento del tío, el guardián omnipotente de las cárceles y los ejércitos. Si nosotrxs no necesitara tanto de mi y tanto de vos, si el tiempo frente a la computadora y los jefes no existiera.  Si nos pusiéramos los vestidos de fiesta y prendiéramos fuego las calles donde deambulamos, pintáramos de negro el bandoneon de Juarez y nos miráramos del otro lado del espejo. Si el dueño de la pelota fuéramos todos. 

No hay comentarios.: