La literatura no es igual con el estómago vacío que con el estómago lleno, las letras no se dibujan igual en estas manos suaves que en los dedos encallados. Roberto Arlt lo sabía, y sin embargo esta Buenos Aires es totalmente distinta a la que él vivió.

miércoles, septiembre 16, 2009

Conjugaciones

Yo,
con mis palabras como única arma.

Yo,
consecuencia de lo cotidiano y la rebeldia

Yo,
sin mas escudos que mis manos

Yo,
cirujeando una sonrisa

Yo,
una rosa llena de espinas



Vos,
quebrando todos los miedos

Vos,
con el corazón de El Principito

Vos,
sin más armas que tu voz

Vos,
rompiendo las paredes a patadas

Vos,
llenando de esperanzas mis ojos



Él,
que agacha la cabeza

Él,
que nos sonrie suplicando una moneda

Él,
sin más testigos que la culpa

Él,
hundiendo su cara en la basura

Él,
con las manos de carton



Nosotros,
sin más esperanza que un nuevo día

Nosotros,
besandonos sin censuras

Nosotros,
reprimiendo el tiempo

Nosotros,
con una flor buscando el fusil

Nosotros,
peleando como pajaros enjaulados



Vosotros,
compartiendo la poesia y la rebeldia

Vosotros,
sin leyes ni patrias

Vosotros,
haciendo estallar palabras para crear miradas

Vosotros,
flor y fusil

Vosotros,
vida o muerte



Ellos,
mirando de reojo desconfiados

Ellos,
sin más voz que sus armas

Ellos,
amaestrando la ciudad

Ellos,
torturando las ideas con la ley bajo el brazo

Ellos,
en la vereda de enfrente

No hay comentarios.: