La literatura no es igual con el estómago vacío que con el estómago lleno, las letras no se dibujan igual en estas manos suaves que en los dedos encallados. Roberto Arlt lo sabía, y sin embargo esta Buenos Aires es totalmente distinta a la que él vivió.

jueves, diciembre 08, 2005

extraño la primaria.



Gracias por todo lo que fueron y son para mí
<3


No hay comentarios.: